Misterios gloriosos

1. La Resurrección

/Ave, Ave María/ (3 veces)

A María Magdalena el Señor le envió,

anunciar a los suyos que Resucitó.

Mt 28, 5-6.

 

No tengan miedo;

porque sé que buscan a Jesús quien fue crucificado.

Él no está aquí;

Él ha resucitado, tal como lo dijo.

2. La Ascención

/Ave, Ave María/ (3 veces)

A Jesús a los cielos le vieron ascender,

de nuevo en su gloria le hemos de ver.

Hch 1, 9-11.

Ante la vista de los apóstoles, Jesús fue levantado y una nube le ocultó a sus ojos. Estando ellos mirando fijamente al cielo mientras se iba, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: Galileos ¿qué hacen ahí mirando al cielo? Este que les ha sido llevado, el mismo Jesús, vendrá tal como lo han visto subir al cielo.

.

3. La venida del Espíritu Santo

/Ave, Ave María/ (3 veces)

En muchas lenguas el Espíritu habló,

y en variados dones a todos unió.

Hch 2, 2-4

Estando en oración de repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.

4. La Asunción

/Ave, Ave María/ (3 veces)

La asunción de María a todos mostró,

el camino a la gloria que el Padre dejó.

1 Tes 4, 14.17

Si creemos que Jesús murió y que resucitó, de la misma manera Dios llevará consigo a quienes murieron en Jesús... después nosotros seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor y así estaremos siempre con el Señor.

5. La coronación de María

/Ave, Ave María/ (3 veces)

Corona en el cielo, María mereció,

como humilde esclava, al Señor sirvió.

Ap 12, 1.5.

Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.

La mujer dio a luz un Hijo varón, el que ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro; y su hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta su trono.

Meditación de los Misterios Gloriosos.

 

En este video meditamos los cinco misterios Gloriosos acompañados por la meditación del Papa Juan Pablo II, en su carta Apostólica sobre el Santo Rosario en el n. 23. El Santo Rosario ha sido un medio  privilegiado para contemplar el Evangelio para nuestra Salvación, en el nos encomendamos para que el Señor nos encuentre preparados en el momento de nuestra muerte,

Letanías Marianas.

Este video muestra las letanías que  resaltan algunas de las virtudes de nuestra Señora, acordes a los misterios gloriosos que contemplamos. Han sido seleccionadas acorde a cada grupo de misterios. Todas ellas corresponden a la tradición de la Orden de Predicadores.

  • Google Clean
  • Twitter Clean
  • Facebook Clean