Misterios Dolorosos

1. La Oración en el huerto

/Ave, Ave María/ (3 veces)

Orando en el huerto nuestro Redentor,

recibe del Padre fuerza y valor.

Mc 14, 36-38

Jesús decía: ¡Abba, Padre!, todo es posible para ti; aparta de mí esta copa; pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieras tú.

 

Viene entonces y los encuentra  dormidos; y dice a Pedro: Simón ¿duermes?, ¿ni una hora has podido velar?.

 

Velen y oren. para no caer en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil.

2. La Flagelación

/Ave, Ave María/ (3 veces)

Siendo flagelado Jesús el Señor,

denuncia del mundo injusticia y dolor.

Mc 15, 14-15.

Pilato les decía: Pero, ¿Qué mal ha hecho? pero ellos gritaron con más fuerza: ¡crucifícale!.

Pilato, entonces, queriendo complacer a la gente, les soltó a Barrabás y entregó a Jesús, después de azotarle, para que fuera crucificado.

.

3. La coronación de espinas

/Ave, Ave María/ (3 veces)

Coronado de espinas Pilato le mostró,

mientras Él nos enseña su Reino y amor.

Jn 19, 2-5

Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le vistieron un manto de púrpura; y. acercándose a él, le decían: "Salve, Rey de los judíos" y le daban bofetadas...

 

Salió entonces Jesús fuera llevando la corona de espinas y el manto de púrpura.

Pilato les dice: "Aquí tienen al hombre".

4. La cruz a cuestas

/Ave, Ave María/ (3 veces)

Cargando la cruz, el camino emprendió,

sufriendo por todos, Él nos redimió.

Jn 19, 15-17

Ellos gritaron: ¡fuera, fuera!¡crucifícalo! les dice Pilato: ¿a su Rey voy a crucificar? replicaron los sumos sacerdotes: no tenemos más rey que el César. Entonces se lo entregó para que fuera crucificado. Tomaron, pues a Jesús, y él cargando con su cruz, salió hacia el calvario, en hebreo Gólgota..

5. La crucifixión

/Ave, Ave María/ (3 veces)

Al pie de la cruz María resistía,

al ver a su Hijo que nos redimía

Jn 19, 26-27.30

Jesús, viendo a su Madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dice al discípulo: ahí tienes a tu madre. y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa.

Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: Todo está cumplido. E inclinando la cabeza entregó el espíritu.

Meditación de los Misterios Dolorosos

En este video se encuentra la meditación de los cinco misterios dolorosos, acompañados por algunas reflexiones eclesiales sobre el sufrimiento humano, en este tiempo de Pandemía lo ofrecemos especialmente por quienes padecen este flagelo y encomendamos a nuestra Madre, el cuidado de quienes se esfuerzan por ayudar a los otros.

Letanías Marianas.

Este video muestra las letanías que  resaltan algunas de las virtudes de nuestra Señora, acordes a los misterios dolorosos que contemplamos. Han sido seleccionadas acorde a cada grupo de misterios. Todas ellas corresponden a la tradición de la Orden de Predicadores.

  • Google Clean
  • Twitter Clean
  • Facebook Clean