top of page

El espíritu profético

Acoger a Jesús con fe

Los signos que lleva a cabo Jesús testimonian que el Padre le ha enviado. Invitan a creer en Jesús. Concede lo que le piden a los que acuden a Él con fe. Por tanto, los milagros fortalecen la fe en Aquel que hace las obras de su Padre: éstas testimonian que Él es Hijo de Dios. Pero también pueden ser ocasión de escándalo. No pretenden satisfacer la curiosidad ni los deseos mágicos. A pesar de tan evidentes milagros, Jesús es rechazado por algunos; incluso se le acusa de obrar movido por los demonios. (CEC 548)

El humilde Carpintero

El Evangelio de este domingo (Mc 6,1-6) nos invita a estar atentos para poder reconocer el poder de Jesús que se presenta en la humildad del Carpintero de Nazareth. Oremos con el salmo 5 recordando la enseñanza eclesial: “De todos los atributos divinos, sólo la omnipotencia de Dios es nombrada en el Símbolo: confesarla tiene un gran alcance para nuestra vida. Creemos que esa omnipotencia es universal, porque Dios, que ha creado todo, rige todo y lo puede todo; es amorosa, porque Dios es nuestro Padre; es misteriosa, porque sólo la fe puede descubrirla cuando se manifiesta en la debilidad (CEC 268).

La vocación laical

Jesús compartió, durante la mayor parte de su vida, la condición de la inmensa mayoría de los hombres: una vida cotidiana sin aparente importancia, vida de trabajo manual, vida religiosa judía sometida a la ley de Dios, vida en la comunidad. De todo este período se nos dice que Jesús estaba sometido a sus padres y que progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres (CEC 531). Esto que impide a sus coterráneos aceptar su mensaje, anima nuestros días para continuar su misión.

XIV Semana del Tiempo Ordinario
Julio

Santo Rosario

Video del Papa 

“Es difícil reconocer el profundo valor de la vida humana cuando, a pesar de todo esfuerzo asistencial, esta continúa mostrándosenos en su debilidad y fragilidad. El sufrimiento, lejos de ser eliminado del horizonte existencial de la persona, continúa generando una inagotable pregunta por el sentido de la vida” (Samaritanus Bonus) uniéndonos a las intenciones del Papa para este mes de Julio, ofrezcamos los misterios luminosos.

Inspiración Eucarística

Es hermoso estar con Él y, reclinados sobre su pecho como el discípulo predilecto, palpar el amor infinito de su corazón. Si el cristianismo ha de distinguirse en nuestro tiempo sobre todo por el arte de la oración, ¿cómo no sentir una renovada necesidad de estar largos ratos en conversación espiritual, en adoración silenciosa, en actitud de amor, ante Cristo presente en el Santísimo Sacramento? ¡Cuántas veces, mis queridos hermanos y hermanas, he hecho esta experiencia y en ella he encontrado fuerza, consuelo y apoyo! (Ecclesia de Eucharistia n. 25)

Crecer en la relación con Jesús Eucaristía

Cuando la Iglesia celebra la Eucaristía, memorial de la muerte y resurrección de su Señor, se hace realmente presente este acontecimiento central de salvación y se realiza la obra de nuestra redención. Este sacrificio es tan decisivo para la salvación del género humano, que Jesucristo lo ha realizado y ha vuelto al Padre sólo después de habernos dejado el medio para participar de él, como si hubiéramos estado presentes. Así, todo fiel puede tomar parte en él, obteniendo frutos inagotablemente. Ésta es la fe de la que han vivido a lo largo de los siglos las generaciones cristianas. (Ecclesia de Eucharistia n.11)

Contemplar

Bioética

Oh María, salud de los enfermos

Oh María,

Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza.

Nosotros nos encomendamos a Ti,

salud de los enfermos,

que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.

 Tú sabes lo que necesitamos

y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea,

pueda regresar la alegría y la fiesta

después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre

y a hacer lo que nos dirá Jesús,

que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos.

Y ha tomado sobre sí nuestros dolores

para llevarnos, a través de la Cruz,

al gozo de la Resurrección.

 

Bajo tu protección, buscamos refugio,

Santa Madre de Dios.

No desprecies las súplicas

de los que estamos en la prueba

y líbranos de todo peligro,

¡oh Virgen gloriosa y bendita!

. Amén.
(Papa Francisco)

.

COVID-19

Ante las dificultades que ha traído consigo la Pandemia en el mundo, escuchemos en la catequesis del Papa Francisco, la manera de percibir la relación del "Homo Sapiens" con el "Homo Economicus". Una propuesta para vivir la fraternidad humana.

PAV.jpg

Documento de la Pontificia Academia para la Vida en el cual expone los aprendizajes para el renacer de la vida, a raíz de las consecuencias del COVID-19.

00:00 / 01:09
Covid-19 Corte interamericana.png

Corte Interamericana de Derechos Humanos

bottom of page